Home » Mi Península » Antena Peninsular » Paquera » Duro golpe para Cali y su familia: Incendio en Paquera consumió el esfuerzo de 12 años

Duro golpe para Cali y su familia: Incendio en Paquera consumió el esfuerzo de 12 años

Redacción y fotos: Franklin Castro Ramírez

franklindecostarica@gmail.com

Whatsapp (506) 89384176

Un incendio la noche de este martes 17 de octubre 2017, consumió en pocos minutos el esfuerzo de 12 años. Todo sucedió a las 11:44 p.m., cuando las llamas consumieron toda la mercadería y mobiliario del negocio Celulares Cali en el centro de Paquera, Puntarenas.

Su propietario Huberth Orobio Salazar, conocido como Cali (por su origen de esa ciudad Colombiana), contó a Mi Prensa y Antena Peninsular, el trago amargo que tuvieron que soportar con esta terrible situación.

“Yo estaba en la casa cuando me fueron a avisar que había un incendio, yo salí y cuando llegué y abrí ya todo estaba todo quemado, lamentablemente un negocio que lo he luchado hace 12 años, para perderlo en menos de dos horas”, dijo con voz pausada Orobio.

“Los bomberos llegaron pero no pudieron hacer absolutamente nada, todo se quemó”. El incendio comenzó en la parte de celulares y zapatería y se estaba pasando al sector de la tienda. La mercadería se perdió toda. Cali vive con su familia a unos 300 metros del local afectado.

Aunque no hay detalles concluyentes, se presume que podría ser un corto circuito el causante del incendio, “nosotros estábamos en la casa y el negocio estaba cerrado con llave, no creo que nadie iba a entrar a hacer un daño porque estaba cerrado”.

El negocio era muy conocido en Paquera porque tenía todo para los celulares, cargadores, fundas, accesorios, reparaciones, bolsos, zapatos y ropa. Cali dice que él tenía como 15 millones invertidos en ese negocio, “porque lo que es accesorios en celulares la inversión es muy grande”.

Orobio dijo que aunque la parte de afuera del local no se ve muy afectada, hay que hacer una reparación total. El negocio no tenía seguro, “fui una vez y como que me rechazaron el seguro porque el negocio no estaba bien cerrado, bien asegurado, entonces no me lo aceptaron y yo lo dejé así”.

A pesar de todo Cali, su esposa y familia esperan levantarse, “con la ayuda de Dios vamos a echar para adelante y vamos a ver qué pasa, pero no me voy a dejar caer”, dijo finalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *