Home » Opinión » Pluma Liviana » Prohibido enamorarse en Facebook

Prohibido enamorarse en Facebook

Auténtica hermosura. De ella si podemos enamorarnos, pues es bella en las redes sociales y también en persona. Este selfie es de Kenlly Orozco, una amiga de Mi Prensa.

Franklin Castro 23 ene 2015 www.miprensacr.com IMG_20150123_093130

Franklin Castro R.

franklindecostarica@gmail.com

Whatsapp (506) 89384176.

El otro día mientras utilizaba Facebook para fines informativos, la red social me sugirió una belleza que de manera fulminante llamó mi atención. Como los caballeros no tenemos memoria, no daré detalles para evitar identificarla. Solo diré que de inmediato sobrepuse el cursor en su nombre, para enterarme de que la fémina era de la zona. La “princesa” –pensé- estaba cerca.

Sin el temor de que la curiosidad matara al felino, me fui directo a su perfil. Y sí… en Facebook era muy bella. Por un momento me pregunté, ¿Pero de dónde es esta mujer que jamás la he visto?. Conforme pasaron los segundos el impacto sorpresa fue pasando y mis neuronas ¡por fin! reaccionaron objetivamente. La chica si la había visto, pero no era como la presentaba la red social.

Lo anterior me ha pasado unas poquitas veces con muchachas que conozco o he mirado en persona. No quiero imaginar cuantas solicitudes de amistad he enviado (quizás unas diez, ustedes no sé) a mujeres desconocidas, pero que de entrada superan la dosis de “química” que nos puede entrar por nuestros ingenuos ojos. Al hombre se le atrae por la vista y ahora muchas féminas refuerzan ese patrón.

Si no cómo nos explicamos que existan esas aplicaciones, que realizan una labor mejor que cualquier cirujano plástico. La cuestión para unas es aparecer en Facebook, Instagram y otras, como una diva del cine, la súper modelo de calendario o la sex simbol del momento. La apariencia ante todo. Bonito trauma (jajajaja) nos provocan después o si ya las conocemos personalmente.

Me preguntaba a quién favorecía esa conducta. A los hombres no creo: Al contrario, el dolor por el tiempo perdido en tratar de flirtear con alguien, que solo llamó la atención por su disfrazada beldad. Las féminas quedarán desencantadas cuando su príncipe azul huya despavorido, pues este esperaba a Blancanieves y no a la bruja del cuento. Porque la belleza asusta, cuando la magia se apaga.

Si desea modelar, comuníquese al (506) 89384176.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *