Home » Noticias » Nacionales » Recomendaciones y cuidados: CAJA ADVIERTE ACERCA DE LOS PEQUEÑOS PARÁSITOS QUE ATACAN LA PIEL, LAS UÑAS Y EL PELO

Recomendaciones y cuidados: CAJA ADVIERTE ACERCA DE LOS PEQUEÑOS PARÁSITOS QUE ATACAN LA PIEL, LAS UÑAS Y EL PELO

Imagen con fines ilustrativos.

Las poblaciones que están en albergues son las más vulnerables a sufrir dermatosis

• Se reitera la importancia de no compartir objetos personales como sombreros, peines o cepillos para el cabello

Las dermatosis son enfermedades que afectan la piel, pelo y uñas y pueden transmitirse con más facilidad en personas albergadas, informó la doctora Xiomara Badilla, jefe de la Subárea de Vigilancia Epidemiológica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Diminutos parásitos se alojan en la cabeza y la piel, con gran capacidad para producir la pediculosis, enfermedad del pelo o cuero cabelludo y la escabiosis o sarna. Los causantes son los piojos y ácaros.

Ambas enfermedades son muy comunes, se transmiten por   contacto  directo con una persona parasitada o con alguno de sus elementos de uso personal.

Badilla explicó que en grupos de población concentrados como los albergues es más rápida la propagación de piojos, por lo cual la institución tiene interés en reiterar  la importancia de no compartir objetos personales como sombreros, peines o cepillos para el cabello.

Añadió que  la sarna causada por el ácaro parásito Sarcoptes scabiei, también es muy contagiosa y se transmite fácilmente por contacto directo de piel a piel y, por medio de sábanas, toallas y ropas contaminadas. En algunos casos se puede adquirir por contacto con animales infestados, sobre todo perros. “La sarna no es peligrosa y se puede curar”, acotó Badilla.

Las personas que presenten síntomas es importante que lo reporten de inmediato al coordinador del albergue para que reciban  la atención médica o bien que acudan al establecimiento de salud más cercano. “Entre más pronto reciban tratamiento, menos riesgo  que otras personas sean afectadas”.

Conozca más de estos pequeños parásitos

Los piojos de la cabeza son insectos parásitos sin alas viven en las cabezas de las personas y se alimentan de su sangre.  En su etapa adulta tiene el tamaño de una semilla de sésamo.  Sus huevos o liendres miden como un nudo de hilo y se alojan  con mayor frecuencia en el cuello y detrás de las orejas.

Se propagan de persona a persona por contacto cercano, también  al compartir objetos personales como sombreros o cepillos para el cabello.

Su síntoma principal es  la picazón, sensación de cosquilleo en el cabello, irritación al rascarse e irritabilidad y dificultad para dormir. “Los piojos son más activos en la oscuridad”.

Badilla explicó que el tratamiento se recomienda para todas las personas infestadas, e igualmente todos los miembros del hogar y personas cercanas deben revisarse y tratarse de ser necesario, afirmó.

Recomendaciones:

Eliminación con peines, especialmente en los casos de menores hasta los 2 años de edad, embarazo y lactancia, pacientes asmáticos.

• Consiste en la eliminación mecánica de piojos y liendres con peines con las púas muy juntas que al pasar por el cabello arrastran los piojos y las liendres.

Se pueden usar tratamientos tópicos en mayores de 2 años y adultos.

• Aplicar sobre el cabello seco, asegurando que se cubre todo el cabello de forma adecuada desde la raíz a la punta.

• Dejar que el producto se seque al aire durante el tiempo recomendado.

• Lavar el cabello con un champú normal (no de tratamiento)

• Repetir el proceso a los 7 días

El síntoma fundamental del ácaro de la sarna es la picazón por la noche, inicialmente es localizado y en pocos días se generaliza. También aparecen lesiones en la piel que parecen picaduras, ampollas o granitos y líneas rojas, donde el ácaro ha penetrado debajo de la piel,  explicó Badilla.

En los niños pequeños, las lesiones pueden presentarse en la cabeza, el cuello, los hombros, las palmas de las manos y las plantas de los pies. En los niños mayores y en los adultos, la infección puede estar entre los dedos, las muñecas, el abdomen, axilas, glúteos, genitales, y los codos. En las mujeres mayores los pezones pueden ser afectados.

El tratamiento médico en estos casos puede ser una crema  o una loción para matar los ácaros. Todos los miembros de la familia necesitan tratamiento, aunque no muestren signos de la sarna, para prevenir una nueva infección.

Recomendación:

• Bañarse antes de aplicar tratamiento. Comenzar detrás de las orejas, luego en la mandíbula y continuar  hacia abajo (genitales, plantas de pies,  dedos de pies, espalda y en las nalgas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *