Paredes, lavatorios, baños y techos destrozados y un vergonzoso mural, retratan la realidad de una institución que necesita la intervención urgente de la sociedad paquereña y las autoridades educativas.    

Franklin Castro R.

Paquera, Puntarenas.

Nota de archivo.

Junio 2008. El mal estado de las instalaciones del Colegio Técnico Profesional de Paquera, hizo que los padres de familia se acercaran a la institución con miras de revertir el proceso de deterioro, en el cual se encuentra la institución. Estructuralmente hay paredes, lavatorios, baños y techos destrozados, tomacorrientes y bombillos arrancados.    

Una de las aulas más nuevas está llena de graffitis, algunos de ellos con frases y dibujos que no se pueden publicar y que ponen en duda la buena educación de sus autores. Asdrúbal Barrantes presidente de la Junta de Padres de Familia, manifestó que pronto pintarán el área, para borrar tan vergonzoso mural.  

Polémica.

El Colegio de Paquera ha sido tema de discusión en los últimos meses, primero cuando los estudiantes presionaron para pedir la salida del anterior director César Mora, a quien estudiantes y profesores acusaban de supuestas agresiones.

Luego los padres de familia protestaron pidiendo la salida de dos profesores de apellidos Soto y Rodríguez, a quienes señalaban como responsables de manipular estudiantes, para exigir la salida del director Mora. Los educadores lo negaron.

Omar Agüero director regional del MEP en Puntarenas, dijo que los profesores fueron trasladados temporalmente a las oficinas regionales de Puntarenas, para realizar actividades administrativas, mientras se resuelve una investigación relacionada con el conflicto.   

Nueva dirección.

Con la llegada de la nueva directora Ana Cecilia Marín, los padres de familia se organizaron e hicieron una campaña de limpieza, que la institución necesitaba con urgencia. “Me reuní con ellos y me respondieron muy bien, ellos se comprometieron a venir a limpiar y cumplieron. Hay que darle una nueva cara al colegio, los proyectos están estancados, hay ocho proyectos y solo dos están activos”, aseguró Marín una semana después de haber llegado al Colegio.

“Vamos a poner los proyectos en acción, pero esto será una labor que solo podremos realizar en equipo y solo mediante un proceso, podremos sacar adelante la institución”, afirmó.

”Esto nace a raíz de la problemática que se ha presentado en el colegio por tantos años, tanto de abandono de la comunidad como del mismo Gobierno”, manifestó Asdrúbal Barrantes, quien también se unió a las labores de limpieza, junto a una veintena de padres de familia.

“Este colegio como usted puede ver está muy abandonado y nuestra idea es mejorarlo por etapas, queremos embellecer esta institución”, dijo Barrantes, quien es médico de profesión.

Desde adentro.

Grace Acuña Campos, profesora de biología, dice que no todo es malo en la institución, aunque también reconoce que hay cosas que no están bien, “desde el 2005 hubo un auge positivo, la Junta Administrativa andaba trabajando muy bien, luego vino una actividad en Río Grande para reparar un pabellón, pero hubo gente que quiso poner en duda nuestra honestidad y eso afectó”.

Para Acuña, la administración es clave para el buen funcionamiento del colegio. “Académicamente hasta el 2007 el Colegio iba bien”, citó. Destacó que los proyectos han ido avanzando, “el proyecto de jardín de mariposas a mi cargo, está caminando y son los mismos alumnos los que le dan mantenimiento”.

Sobre los daños estructurales, la profesora indicó que el aula de los octavos era una de las mejores en el 2002, “yo la arreglé con el apoyo de los padres y los estudiantes, pero qué pasa, que son los mismos alumnos quienes las destruyen”. 

Justo en el momento de la entrevista operarios enviados por la Junta de Padres, trataban de arreglar una pared de dicha aula, que lucía en pésimas condiciones. “Todavía en el 2006, esa aula estaba en buen estado”, recordó Acuña.

Respecto al vergonzoso mural, la profesora indicó que fue una idea del director que estaba en el 2007, “era un espacio para que los estudiantes se expresaran, pero los estudiantes hicieron eso, precisamente por falta de supervisión”.

Sianny Sacasa Valverde, presidenta del Gobierno Estudiantil, dice que parte de la responsabilidad del mal estado del colegio la tienen los alumnos, pero también la administración y los padres de familia, “algunos alumnos por el vacilón y su inmadurez, hacen cosas que no están bien”.

Para la joven, hay una falta de valores entre los jóvenes, “de saber como cuidar las cosas, porque un colegio en ese estado nos afecta a nosotros mismos”. Sacasa, agregó que la única forma de mejorar el colegio es la unión, “que se nos involucremos todos en mejorar la institución, estudiantes, profesores, la directora, padres y la comunidad”.

Pluma Liviana

S.O.S. por el Colegio. 

Franklin Castro R.

Con motivo de todos los problemas presentados en el Colegio Técnico Profesional de Paquera, estuve varias veces en sus instalaciones y pude concluir que a parte de las vicisitudes sucedidas, hay también asuntos de fondo que vienen desde hace mucho tiempo.

Sinopsis: Como lo describo en nota aparte, los alumnos y un grupo de profesores, pidieron la destitución del director César Mora y el MEP lo removió  de su puesto. Luego los padres de familia, se quejaron de dos profesores, a quienes responsabilizaron de manipular estudiantes.

Al grano: Creo que la comunidad debe asumir su papel y ser vigilante de la institución y jamás dejar que el colegio sea una isla, en donde solo “habiten” estudiantes, profesores y director. Como entidad preparadora de jóvenes, nunca puede funcionar ante la indiferencia de los progenitores. 

Por otro lado, considero que cuando hay que denunciar hechos o posiciones diferentes, estas deben ser expuestas con argumentos válidos, no con intereses particulares y menos con irrespeto.

Me dolió  observar el mal estado de la institución: paredes destrozadas, sobre todo en aquellos viejos pabellones en los que un día estuve como estudiante. No quiero pensar que algún alumno, despedace por placer lo que tanto le cuesta al país. ¿O será mejor que el Gobierno, le cobre a los padres de familia por ese servicio?.

Bombillos y tomacorrientes removidos, techos, pilas y servicios en paupérrimo estado. Una pared de una de las aulas, luce llena de graffitis con expresiones y figuras inmorales. Unos tratamos de cuidar el idioma y expresarlo lo mejor posible, otros en cambio pretenden degradarlo.

Quienes defienden lo indefendible, me dirán: eso pasa en todos los colegios. Puede que sea cierto, pero lo importante es reflexionar y ser ciudadanos responsables, Paquera merece crecer y para hacerlo, necesita de personas íntegras. Apliquemos aquel lema de las instituciones de primaria, “aquí estudiamos para ser mejores”. Salvemos al cole.

Por Franklin

Un comentario en «2008: Colegio casi en abandono»
  1. QUE PENITA , DA VER ESAS IMAGENES!! CON LO LINDO Y EL BUEN AMBIENTE K SE RESPIRABA TODAVIA EN EL 2005.
    Lastima que los tiempos cambian, junto con la manera de pensar de alguno, ya no es como antes, a los estudiantes ya no les importa ni su propio «confort»; y que se puede esperar si realmente a lo k van a la institucion no es a estudiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.