Cuando ya casi no le quedaban fuerzas para seguir manteniéndose a flote y en el momento en que las corrientes la arrastraban hacia aguas nicaragüenses, una turista fue rescatada el sábado por oficiales del Servicio Nacional Guardacostas, quienes justamente pasaban por donde ella se encontraba.


La turista fue identificada como Julia Tomitsa, de 33 años y de nacionalidad austriaca, se encontraba practicando kitesurf en Bahía Salinas, cantón de La Cruz, Guanacaste, pero debido a los fuertes vientos y al mar picado, la joven perdió el control y cayó al agua.


Las corrientes empezaron a arrastrarla hacia aguas de Nicaragua, sin que ella tuviera un medio por el cual avisar de la angustiante situación que estaba viviendo, por lo cual lo único que le tocó fue aferrarse a su tabla y esperar a que se acercara alguna embarcación.


Sin embargo, en esta zona es constante la presencia de los oficiales de la Estación de Guardacostas de Murciélago, a fin de resguardar la soberanía nacional, por ser una frontera marítima, así como para prevenir delitos como la pesca ilegal, tráfico de personas y narcotráfico.


Fue así como los guardacostas la lograron observar en el momento en que ellos navegaban por el sector norte de la isla Bolaños, tras lo cual la subieron a bordo junto con su equipo.


Según lo indicado por los oficiales que realizaron el rescate, la joven, ella indicó que no presentaba ningún problema de salud, pues únicamente se encontraba un poco cansada por todo el tiempo en que estuvo enfrentándose a los fuertes vientos y al oleaje.


Ella indicó les manifestó su deseo de la llevaran hasta playa Copal para reunirse con el resto del grupo con el que andaba, por lo cual fue dejada sana y salva en la citada playa.

Por Franklin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.