Home » Noticias » Contadores Públicos advierten que sociedades inactivas estarán sujetas a más controles por parte de la Administración Tributaria

Contadores Públicos advierten que sociedades inactivas estarán sujetas a más controles por parte de la Administración Tributaria

  • Hasta el 15 de marzo del 2021 tienen tiempo los propietarios de sociedades inactivas para presentar la declaración del Impuesto Sobre la Renta del período fiscal 2020. 
  • Ahora tendrán que reportar sus bienes y deudas ajustándose a normas contables internacionales. 

Noviembre, 2020. Desde el 10 de noviembre quedó ratificado que todas las sociedades inactivas están obligadas a presentar la declaración del Impuesto Sobre la Renta al igual que las sociedades activas que no hayan realizado actividades lucrativas durante el presente periodo fiscal. 

Según el Colegio de Contadores Públicos de Costa Rica, esta obligación es parte de las modificaciones realizadas por la Administración Tributaria, y que están contempladas en la ley sobre la inscripción y declaración de sociedades inactivas, mediante las reformas establecidas en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas. 

Guillermo Smith, presidente del Colegio de Contadores Públicos de Costa Rica señaló que recientemente se publicaron en el Diario Oficial La Gaceta, las Modificaciones y Adiciones a la resolución sobre el deber de inscripción, desinscripción y declaración de sociedades inactivas, así como lo concerniente a los comprobantes electrónicos. 

“La Administración Tributaria señala que los propietarios de sociedades inactivas, así como todos los contribuyentes deben presentar la declaración del Impuesto Sobre la Renta del período fiscal 2020, para lo cual tienen tiempo hasta el 15 de marzo del 2021”, indicó Smith. 

Añadió que la Administración Tributaria aclaró que los contribuyentes con sociedades inactivas deben presentar su declaración de renta utilizando el actual formulario determinativo y no el relacionado con el D-135, además, señaló que en dicho formulario deberán incluir la información de sus bienes y deudas atendiendo un marco normativo contable que responda a las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF). Esto implica que deben contar con apropiados registros y documentos; y hace hincapié que desde la reforma las sociedades inactivas tienen obligaciones formales a tener en cuenta. 

Esto significa que ahora quienes tienen una sociedad inactiva deben ser más ordenados y tener mucho cuidado a la hora de cumplir con estas obligaciones fiscales, pues antes estaban fuera del radar de las autoridades tributarias y ahora tendrán una mayor supervisión. 

Es por eso que el Colegio de Contadores Públicos advierte que lla base contable basada en NIIF para estas sociedades solo reportauna parte, por lo que no cumplen para emitir un juego completo de estados financieros para la adecuada toma de decisiones.

Por otro lado, las sociedades inactivas, no tienen el deber material del pago del Impuesto Sobre la Renta, pero sí poseen el deber formal de presentación de la Declaración Jurada de ese tributo. Además, las Sociedades Inactivas inscritas de oficio deben actualizar el domicilio fiscal, y teléfono, entre otros datos.   

El formulario a presentar es el D-101 Declaración Jurada del Impuesto Sobre la Renta, en donde tendrán que demostrar sus activos, pasivos y patrimonio. En cuanto a la sección de ingresos y gastos estos se dejarán sin completar, debido a que estas sociedades no tienen actividad lucrativa para obtener ingresos. Además, los gastos que tienen como impuestos municipales, impuesto bienes inmuebles, servicios públicos y otros, que pueden estar relacionados con los activos de la sociedad, son cubiertos por el accionista o la persona que tiene el uso o disfrute del bien. Estos gastos no tienen que ser cubiertos por el patrimonio de la sociedad.  

Modificaciones: 

  • Inscripción de oficio de todas las sociedades con su constitución en el registro único tributario bajo el código 960113 Persona Jurídica legalmente constituida, dándoles de alta en el Impuesto sobre la Renta. 
  • Obliga a las sociedades inactivas a presentar la declaración de Impuesto sobre la Renta mediante formulario D-101. 
  • Las personas jurídicas inscritas bajo el código 960113 Persona Jurídica legalmente constituida no podrán emitir comprobantes electrónicos.  
  • Imposibilita a las sociedades inactivas a desinscribirse como contribuyentes del Impuesto Sobre la Renta.  
  • Prohíbe otorgar patente o licencia comercial a las sociedades inscritas bajo el código 960113. 

Todas las personas jurídicas legalmente constituidas, mercantiles o no, de capital o de personas, deben inscribirse en el Registro Único Tributario de la Dirección General de Tributación como contribuyentes del Impuesto Sobre la Renta, sea que realicen actividades de carácter lucrativo o sustantivo o no. 

Deberán utilizar la plataforma digital denominada Administración Tributaria Virtual (ATV), disponible en el sitio web www.hacienda.go.cr a partir de la fecha en que inicie tales actividades u operaciones.  

Declarar Impuesto Sobre la Renta  

La nueva reglamentación deja claro que las personas jurídicas inactivas (sean sociedades, asociaciones o fundaciones) o personas jurídicas activas que no hayan realizado actividades lucrativas o sustantivas en el período fiscal, deberán presentar la declaración jurada del Impuesto Sobre la Renta, formulario D-101. 

Desinscripción de sociedades inactivas 

Las personas jurídicas no podrán dejar de aparecer como contribuyentes del Impuesto Sobre la Renta en tanto existan y mantengan su vigencia jurídica, de manera que mantendrán su condición de contribuyentes sea que realicen o no actividades lucrativas o sustantivas.  

Una vez que dejen de realizar actividades de carácter lucrativo deben actualizar su condición por medio del formulario de la página del Ministerio de Hacienda, en el portal de ATV dentro de los diez días hábiles siguientes a la fecha del cese de las actividades u operaciones,  

La presentación de dicho formulario no surtirá efectos de desvinculación sino únicamente para indicar la fecha de fin de las actividades lucrativas previamente registradas, sin necesidad de notificación alguna al interesado.   

Sanciones  

Los contribuyentes que no presenten en forma oportuna su declaración o registro de la sociedad ante la Administración Tributaria, podrían recibir a una sanción por omisión en la presentación de la Declaración de Impuesto sobre la Renta e inscripción de la sociedad, que ronda de medio salario base a 3 salarios base.  

  • El incumplimiento en la presentación del D-101, Declaración de Impuesto sobre la Renta tiene una sanción de medio salario base (225.100 para el año 2020) 
  • Omisión de la inscripción de la sociedad se le aplica hasta 3 salarios base (desde 225.100 hasta 1.350.600) 

Precisamente, el Colegio de Contadores Públicos realizará en diciembre 2020 y enero 2021 conferencias (webinar) para que todo obligado tributario pueda informarse mejor sobre los trámites pendientes como la declaración del Impuesto Sobre la Renta y pueda también evacuar sus dudas. Las conferencias tratarán sectores como asociaciones, turismo, salud, constructoras e inmobiliarias, personas físicas con actividades lucrativas, entre otros; y se estarán informando a través de sus redes sociales. 

Además, en el programa Huella CPA, que se transmite cada miércoles en el Facebook y canal del YouTube del Colegio de Contadores Públicos de Costa Rica, se exponen los temas tributarios del momento, con entrevistas a expertos del Ministerio de Hacienda y afines.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.