Si bien octubre es temporada baja para el turismo, algunas personas aprovechan la época para vacacionar, otras se ven obligadas por su trabajo a desplazarse en botes y ferries siempre, de ahí que la División Marítimo-Portuaria del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) les recuerda a los usuarios de embarcaciones, incluso de motos acuáticas, que deben seguir ciertas reglas básicas de seguridad para reducir riesgos de accidentes o para salvaguardar la vida.

En ese sentido, las embarcaciones, tanto de recreo como de transporte público de personas, deben contar con chalecos salvavidas suficientes, según la capacidad autorizada de personas para cada embarcación, indico el Ing. Fabricio Badilla, director a.i. de Navegación y Seguridad del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, en un mes en el que las lluvias y fenómenos climáticos propios de la época pueden generar oleajes peligrosos en ríos y mares.

De igual manera, la recomendación también va en el sentido de verificar que los chalecos estén a la vista y que estén a mano, así como en buen estado. Si bien los pasajeros no son expertos, aceptó Badilla, pueden revisar que las correas de los chalecos no estén rotas o en proceso de romperse, que los cierres ajusten adecuadamente y que existan chalecos para adultos y niños.

En esa misma línea, los chalecos deben usarse siempre que se navegue en embarcaciones de casco abierto tipo panga, y deben estar a la vista y ser de fácil acceso. Adicionalmente, toda embarcación dedicada al transporte de pasajeros debe contar con, al menos, un aro salvavidas, que permita ser lanzado al mar, a la laguna o al río cuando una persona cae al agua por accidente.

Estos consejos buscan reducir los riesgos en caso de una emergencia mientras se navega, ya que muchas personas se enfocan en la parte lúdica del viaje. Piensan en que no se les moje el celular, en avistar a las ballenas, en llegar a su destino, en que el precio del paseo es más cómodo que otros, en que se va a subir a una “banana”, pero olvidan aspectos fundamentales de seguridad que deben exigir al operador del servicio. El chaleco es básico dentro de las medidas de seguridad.

Asimismo, en ese sentido, la Dirección de Navegación y Seguridad solicita a las personas que verifiquen que la embarcación cuente con el Certificado de Navegabilidad al día, documento que obtiene toda embarcación que apruebe satisfactoriamente las inspecciones a las que son sometidas anualmente. Este documento garantiza que la nave cumple con todos los requisitos de seguridad y navegación conforme a su autonomía y en apego al marco jurídico vigente.

No navegar de noche si la embarcación no cuenta con las condiciones para ello, como sistemas de luces, por ejemplo, es otro consejo. Posponer un viaje recreativo cuando el clima no es bueno también es otra sugerencia, así como verificar que la nave cuente con extintor, foco y otras medidas de seguridad.

Evitar subirse en las barandas del barco, y no recostarse de espaldas a ellas, son medidas que se deben adoptar por seguridad, ya que el movimiento provocado por el oleaje podría generar una caída al agua.

Motos acuáticas

Una mención aparte es el caso de las motos acuáticas, que incluso tienen una legislación específica para ellas. Uno de los elementos fundamentales es que toda persona que viaje en este tipo de vehículo debe llevar puesto un chaleco salvavidas permanentemente.

Según detalló el funcionario, un tema muy importante respecto a estos automotores es que ninguna persona menor de 16 años debe conducirlo, es ilegal. Entre los 16 y los 18 años el cilindraje de la moto acuática que se puede conducir no debe superar los 400 centímetros cúbicos de cilindrada.

Por seguridad de los bañistas, las motos acuáticas no deben operarse a menos de 50 metros de las personas que están en el mar, ni a menos de 30 metros de embarcaciones de pesca o recreo. También debe privar el sentido común para maniobrar estos vehículos a una distancia suficiente de otras motos para agua y así prevenir choques.

Si una persona observa incumplimientos a las reglas de uso de una moto acuática, más si ponen en riesgo la vida de otras personas, se solicita que se llame a los guardacostas o a la Fuerza Pública de inmediato vía 9-1-1.

Por Franklin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.