• Estabilidad de puntarenenses que laboran en la Industria Atunera Costarricense corre peligro si se aprueba proyecto que se discute en la Asamblea Legislativa.
  • La Industria Atunera impulsa el desarrollo de Puntarenas, mediante proyectos de responsabilidad social.

 
Puntarenas, 2020. La Industria Atunera de Costa Rica genera 4000 empleos directos[1], y solo en Puntarenas, según datos de  Cuentas  Nacionales  del Banco Central de Costa Rica, BCCR, trabajan 2600 personas, cada una de las cuales goza de todas las garantías sociales establecidas por Ley. Solo en Alimentos Pro Salud el aporte anual a la Seguridad Social supera los 3.000 millones de colones anuales.  

En los subsectores de pesca, crustáceos, moluscos y  de  procesamiento y  conservación, laboran alrededor de 6.500 personas, de las cuales la industria atunera aporta el 40% del empleo directo, según los datos del BCCR.  

Luis Diego Vargas, Director de Recursos Humanos de Alimentos Pro Salud, que produce marcas como Sardimar, Pacífico Azul, Splash, Tesoro del Mar, etc., afirma que solo en la planta industrial, ubicada en El Roble de Puntarenas, se pagan más de 10.000 millones de colones anuales en salarios. 

“Esta industria es una fuente de empleo estable en la provincia y representa oportunidades de crecimiento para muchas personas de la zona, pero además,  a nivel nacional genera encadenamientos productivos con otras industrias del país que le proveen los aceites, envases, etiquetas, condimentos y vegetales, entre otros, señaló Vargas. 

Felicia Samudio Alvarado tiene 14 años de trabajar para Alimentos Pro Salud como operaria de producción, en el sellado de atún.  

“Trabajar aquí solo bienestar me ha traído. Con lo que estamos viviendo con la pandemia, Alimentos Pro Salud no nos alejó la mano, está apoyándome porque mi esposo, mi hijo y mi hija con tres niños dependen en estos momentos de mí. Yo tengo la bendición de recibir un bono de alimentos en el supermercado que Alimentos Pro Salud me da,  además de mi salario. No sé qué estaríamos haciendo si no trabajara aquí”, contó Samudio 

Carlos Ugalde Guerrero, operario de producción en el Centro de Distribución ha visto pasar 22 años de su vida en la planta de Alimentos Pro Salud.  

“Mi hijo menor trabaja en el área de facturación y mis otros dos hijos hicieron su práctica profesional en Alimentos Pro Salud. Gracias a esta empresa logré tener mi casa propia, darles estudio a mis tres hijos y tener el hogar que tengo. Si la empresa cerrara sería muy difícil para mí encontrar trabajo, por mi edad, porque aquí no hay muchas fuentes de empleo. Si la empresa cerrara afectaría a cientos de personas que trabajan en esta planta, a los que trabajan en San José, a los proveedores, afectaría al país”, comentó Ugalde 

“Nuestros empleados constituyen el mejor activo que tenemos para abastecer al 68% del consumo nacional de conservas de atún, uno de los productos que nunca falta en la canasta básica de los costarricenses y que es de gran importancia en la seguridad alimentaria en tiempos de crisis sanitaria como la actual”, agregó el Director de Recursos Humanos.  

La Industria Atunera de Puntarenas exporta además a más de 20 países, entre ellos Centroamérica (El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Honduras), Panamá, Estados Unidos, Europa, Trinidad & Tobago, Jamaica, Venezuela, Barbados, Ecuador, Dubái, Vietnam, Curazao, Perú, Santa Lucía, México, República Dominicana, Hong Kong, Bahréin (Asia).  

Industria comprometida con el ambiente 

En las últimas dos décadas, la Industria Atunera ha desarrollado labores de Responsabilidad Social como parte de su programa de Sostenibilidad, enfocadas en el esfuerzo del país para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).  

“Nuestra inversión social se ha centrado en la educación, pues estamos seguros que esta es la fuente de transformación social y económica más poderosa para nuestros colaboradores y sus familias, así como para la niñez y la juventud puntarenense”, destacó el Director de Recursos Humanos de Alimentos Pro Salud. 

Detalló que donan útiles escolares, libros y entregan productos a 150 comedores escolares ubicados en zonas de extrema pobreza. Disponen además de un fondo de becas para hijos del personal a nivel de secundaria, carreras técnicas y universitarias.  

Asimismo, desarrollan un programa de educación denominado, “Creciendo Juntos”, el cual está dirigido a colaboradores que deseen obtener su Bachillerato por Madurez con el apoyo de una institución privada especializada en la enseñanza para adultos. 

Otro de los programas está dirigido a la protección del ambiente, y como parte de él, realizan jornadas de limpieza de playas y siembra de árboles. 

Además, la empresa también es consciente de algunas necesidades de los colaboradores que más años tienen de trabajar para la industria, por ejemplo, la falta de vivienda a la hora de pensionarse.  

“Cuando ha sido posible y los casos califican hemos facilitado a colaboradores con más de 30 años de laborar en la compañía, la obtención de vivienda propia  al pensionarse, haciendo realidad el sueño a quienes nos han dedicado su vida laboral”, comentó Vargas. 

Industria Atunera en peligro 

Para la Industria Atunera Nacional el atún de cerco pescado en aguas de Costa Rica con licencia de pesca del INCOPESCA es fundamental para darle origen nacional a su producción y así cumplir con las normativas de origen exigidas por los tratados comerciales de Libre Comercio a sus exportaciones. También el atún de origen nacional es el que le da a la Industria Nacional la competitividad de una materia prima de buena calidad, accesible en tiempo y valor para abastecer el consumo en Costa Rica. 

El 100% del atún de cerco pescado en aguas de Costa Rica, por normativa legal, debe descargarse en Caldera y ser procesado en territorio nacional. Esta normativa adoptada por el INCOPESCA en el año 2017, exige que previo al otorgamiento de una licencia, cualquier barco de pesca de atún de cerco tiene que firmar un convenio legal con la industria nacional que lo obliga a descargar en Costa Rica toda la captura de atún realizada durante los 60 días de vigencia de la licencia dada por el Estado costarricense. 

“Faltando a la verdad y confundiendo a la opinión pública, algunas organizaciones pesqueras y ambientales siguen informando que Costa Rica regala su atún a los barcos de bandera extranjera. Impulsan   proyectos de Ley con el  apoyo  de  diputados  de  Puntarenas  para  que Costa Rica restrinja y elimine la pesca de atún de cerco en sus aguas, poniendo en peligro la Industria Atunera de Puntarenas., que  es una industria con  más de 60 años de existencia, generadora de más de 4000 empleos formales, bien remunerados y contribuyentes a la seguridad social”, indicó Asdrúbal Vásquez, Director Ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Industria Atunera (CATUN). 

Esta relación laboral y social podría verse seriamente afectada si se aprueba el Proyecto de Ley Expediente 21316 que se discute en la Comisión de Agropecuarios de la Asamblea Legislativa, el cual pretende modificar la Ley de Pesca  # 8436.  

“El proyecto de Ley propone cambios sustanciales en la normativa referente a la pesca del atún de cerco que dejarían a Costa Rica sin la competitividad regional que le ha permitido al país desarrollar en Puntarenas la industria más generadora de mano de obra en el Pacífico Central del país, como lo es la atunera”, puntualizó Vásquez. 

Beneficios que tienen los empleados directos de la Industria Atunera destacan:  

  • Subsidio para alimentación (70% personal operativo y 50% administrativo)
  • Asociación Solidarista desde su primer día de ingreso.
  • Días de vacaciones adicionales por antigüedad.
  • Pago anual de cesantía a partir del segundo año de antigüedad.
  • Consultorio médico en la empresa (convenio con CCSS – INS)
  • Ferias de la Salud con atención gratuita de médicos especialistas en las instalaciones.
  • Licencia con goce de salario por matrimonio, nacimiento de hijos o fallecimiento de familiar en primer grado de consanguinidad.
  • Programa de Educación Creciendo Juntos, dirigido a colaboradores interesados en finalizar sus estudios secundarios (profesor en clase presencial, materiales y pago de exámenes del MEP).
  • Red de cuido disponible para colaboradoras con niños pequeños. Incluye el pago del 90% del costo de la guardería.
  • Celebración años de servicio, reconocimiento a los colaboradores después de 5 años continuos de labor (cada quinquenio y a partir de los cinco años).
  • Excelencia académica: Reconocimiento a los mejores promedios de los hijos de colaboradores de primaria y secundaria.
  • Bono de educación para personal operativo: tarjeta de regalo para compra de artículos escolares, disponible para hijos de colaboradores de primaria y secundaria.
  • Regalías de producto para colaboradores operativos en temporadas especiales (Semana Santa y Fin de Año)
  • Otros beneficios: Autoservicio, herramienta tecnológica que permite a los colaboradores auto gestionar trámites personales (ej. constancias salariales o permisos, entre otros); agencia bancaria en las instalaciones de la planta y cajeros automáticos
  • Adicionalmente, el personal administrativo disfruta de los siguientes beneficios: día de cumpleaños con goce de salario, seguro médico privado con cobertura al 100%, un día hábil por cuatrimestre con goce de salario para trámites personales, teletrabajo, horario flexible, y bono anual por resultados para colaboradores en posiciones de liderazgo estratégico.

Por Franklin

Un comentario en «Industria atunera de Costa Rica genera 4000 empleos directos: Estabilidad de puntarenenses que laboran en el sector corre peligro si se aprueba proyecto que se discute en la Asamblea Legislativa»
  1. Si lo que dicen fuera verdad. Porque temen. Facil son parte de los ladrones que descargan nuestro atun en Guatemala para que no controlen el alijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.