Este 25 de marzo, en el marco de la celebración del Día Internacional del Niño por Nacer, diputados del Partido Nueva República presentaron un proyecto de ley que pretende endurecer las penas con que se castiga el delito de aborto en Costa Rica.

La iniciativa busca equiparar las penas del delito de aborto con el delito de homicidio, a fin de otorgar mayor protección a los niños por nacer, así como a las madres quienes pueden ver amenazada su salud y su vida al realizarse un aborto. Con esta propuesta, el que causare la muerte de un feto podría ser sancionado con 35 años de prisión.

El proyecto está en concordancia con el respeto irrestricto por la vida humana, considerada a partir del momento mismo de la concepción que establece nuestra Constitución Política y que en nuestro país incluso va más allá, pues se considera nacida una persona, para todo lo que favorezca, desde 300 días antes de su nacimiento.

El proyecto coincide además con lo expuesto por diversos instrumentos internacionales ratificados por Costa Rica como la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, Declaración Universal de los Derechos Humanos, Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Pacto de San José, así como la Convención sobre los Derechos del niño.

La defensa de los derechos fundamentales de los seres humanos, y en particular, el derecho a la vida, es un deber de este poder de la República, por lo cual los diputados proponentes consideraron necesario legislar con el claro mensaje de que respetarán lo establecido en la normativa jurídica nacional y además que lucharán porque se mantengan los valores morales y el sentido de familia consolidados en nuestra sociedad a lo largo de siglos.

Por Franklin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.