•Inversión social para el programa Avanzamos Mujeres por parte del IMAS es superior a los ¢1.250 millones en todo el país.•

La región Chorotega tiene la mayor ejecución presupuestaria, un 17% del total.

25 de julio del 2020. “Iniciamos de manera presencial y finalizamos de manera virtual esteproceso de enriquecimiento personal, donde aprendimos sobre derechos humanos y salimos fortalecidas, empoderadas, llenas de voluntad y amándonos tal y cómo somos” así lo expresó Kendria García de Nicoya, quien culminó este mes, junto a 947 guanacastecas el programa Avanzamos Mujeres. 

Se trata de un curso impartido por facilitadoras del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU) a mujeres seleccionadas y subsidiadas por el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) sobre temas relacionados conviolencia, género, autoestima y proyectos de vida.

La inversión social para el programa Avanzamos Mujeres por parte del IMAS es superior a los ¢1.250 millones en todo el país; siendo la región Chorotega la que presenta mayor ejecución con más de ¢285 millones, lo que representa un 17% del total. 

Este programa tuvo una duración de cuatro meses, al inicio con modalidad presencial, pero debido al estado de emergencia nacional ocasionado por el COVID-19 se adaptó el curso de manera virtual y se utilizaron diversas plataformas tecnológicas e Internet para continuar fortaleciendo los conocimientos en derechos de las mujeres.

“Cada colón que invertimos en la formación integral de una mujer genera un efecto multiplicador en la equidad y el bienestar de sus familias y comunidades. En este curso suman esfuerzos el INAMU y el IMAS, para llevar conocimiento en materia de derechos humanos, autoestima, autonomía, toma de decisiones y proyectos de vida; con el objetivo de lograr una sociedad más inclusiva y garante de sus derechos” informó el ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y presidente ejecutivo del IMAS, Juan Luis Bermúdez Madriz. 

“Al iniciar los cursos, las mujeres llegan desconociendo que son sujetas de derechos, tiene su autoestima muy baja y por temor o desconocimiento no accesan los recursos de salud, educación o vivienda que ofrece el Estado. Sin embargo, al concluir el proceso esas mujeres se transforman, aprenden a valorarse por lo que son y formulan un proyecto de vida que les permite mejorar no solo su calidad de vida sino también la de su familia”, destacó Patricia Mora Castellanos, Ministra de la Condición de la Mujer y Presidenta Ejecutiva del INAMU.

Por Franklin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.