Home » Opinión » Pluma Liviana » Adiós al mejor

Adiós al mejor

Franklin Castro Ramírez

franklindecostarica@gmail.com

Aquel lunes 15 de octubre del 2012, me preparé  para sintonizar el programa Actualidad de Cadenas de Emisoras Columbia. Quise hacerlo sin interrupciones, por ello decidí desconectarme del mundo: valía la pena. Era el homenaje a un hombre que admiré profundamente y que unas horas antes, había dicho adiós para siempre. La noticia me dolió, me impactó profundamente.

El reloj frisaba las 11 a.m. Luego la presentación del programa se alargó más de lo acostumbrado. El agradable tema del mundial de España 82 continuó hasta el final, aumentando la expectativa de quienes esperábamos el mensaje de despedida de Javier Rojas González, compañero de mil batallas de José Luis El Rápido Ortiz. La mejor pareja que ha tenido Costa Rica en transmisiones deportivas.

Recordé aquellos años en que en mi etapa de niñez, pasaba muchas horas escuchando radio y sobre todo las largas emisiones deportivas de los domingos. La radio es imaginación y con ellos, aprendí a querer ese medio de comunicación. Y es que escuchar la transmisión de los juegos en la narración de “El Rápido” Ortiz, era sumamente agradable, pues en su voz el fútbol se sentía de verdad.

Dichosamente pude relacionarme con ambos, hablar con ellos. A don José Luis, lo conocí en Monumental, cuando él narraba en esa emisora y yo colaboraba con la misma desde Puntarenas. También fui su corresponsal en el noticiero CRN, que él dirigió en Columbia. Luego en algunas oportunidades lo llamaba a su casa y conversábamos. Tuve la ocasión de decirle lo mucho que lo admiraba y le apreciaba. -Siempre leo sus notas- (en La Nación), me dijo alguna vez.

Hoy vienen a mi mente recuerdos de aquellas narraciones del mundial Argentina 78. Era tan solo un niño, pero el fútbol atrapó  mi atención desde entonces. Qué emoción le ponía a la descripción, al correcto uso del idioma, aquella gama de sinónimos que manejaba, aunado a su voz melodiosa, rítmica y su perfecta dicción. Fue un comunicador por excelencia, pues hizo radio a plenitud, inclusive hasta animando y actuando; también fue grande en TV, sobre todo en los nacientes años de Canal 13.

La última vez que le llamé, fue para preguntarle sobre el tema que identifica a Deportivas Columbia: aquella hermosa marcha del Mundial 78: “Veinticinco millones de argentinos ganaremos el mundial”, decía parte de la letra. Me contaba que para esa justa mundialista hubo otras canciones, entre ellos la pegajosa melodía que también Columbia utilizaba para identificar Camino al Estadio, sección que conducía don Javier Rojas, en las mejores épocas de la radio deportiva costarricense.

Para mi fue muy linda aquella plática. Sucedió  hace tiempo, pero jamás pensé que esa iba a hacer la última. No lo pensaba hasta que en la noche del domingo, Yashin Quesada dio la triste noticia en Deportivas del 13. Entonces el dolor invadió al micrófono y la radio perdió al mejor relator. Antes de aquel día guardaba la esperanza de volverlo a saludar personalmente, pero Dios decidió llevárselo a sus dominios. Gracias don José Luis, por su gran legado… fuiste inspiración y maestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *