La CGR realizó una auditoría con la finalidad de determinar si las acciones realizadas por el COSEVI, sobre la planificación de la estrategia para garantizar la continuidad en la prestación del servicio público de inspección técnica vehicular (IVE), cumple con el marco contractual, legal y normativo así como de buenas prácticas aplicables, dado que el contrato vigente para la prestación exclusiva de los servicios de revisión técnica integrada vehicular vence el 15 de julio del año 2022 (después de 20 años de vigencia). 


Los resultados de esta auditoría preocupan a la CGR porque reflejan incertidumbre sobre la continuidad del servicio con vista en el plazo que corresponde a la Administración la toma de decisiones oportunas, razón por la cual se dispuso al COSEVI la atención urgente del proceso de planificación de este proceso de gestión, con el debido seguimiento de las disposiciones por parte del ente contralor. En la imagen se resumen los hallazgos del estudio.

Por Franklin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.