En un hecho inusual suscitado ayer lunes por la noche en la Ciudadela León XIII en el cantón de Tibás, mientras los oficiales de la Fuerza Pública realizaban los operativos que se mantienen de manera constante en este distrito para contrarrestar los delitos contra la propiedad y la vida, fueron alertados por vecinos quienes les indicaron que en el sector norte de esta ciudadela un toro corría por las calles poniendo en riesgo la seguridad de las personas y los vehículos. 

Ante esta situación, los oficiales se trasladaron al lugar y en efecto vieron el animal que corría sobre la calle principal de manera asustada y descontrolada. 

El bovino ingresó a la plaza de deportes y fue el momento oportuno en donde oficiales de la Fuerza Pública que habitan en zonas rurales y tienen experiencia en manejo de ganado, consiguieron una soga para atraparlo y evitar alguna situación riesgosa. 

En el sitio no llegó ninguna persona a reclamar al toro como de su propiedad, también, no se descarta que haya sido robado de una finca y llevado hasta la ciudadela. 

 Se coordinó con el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) quienes le pidieron a la Policía ubicarlo en la sede de la Policía Montada, para posteriormente proceder a valorar su condición de salud y recogerlo. 

Gracias al auxilio policial, el toro no sufrió ninguna lesión, ni ningún maltrato por parte de muchos curiosos que se acercaron a ver la ocurrido.

Por Franklin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.