Imagen ilustrativa.

La Directriz 076-S firmada por el Presidente de la República y el Ministro de Salud, se aplica a usuarios domiciliares o residenciales, preferenciales y comerciales por al menos 60 días, con posibilidad de prórroga.• Medida no exime de la obligación de pago del servicio ni significa condonación de deudas.• Disposición busca garantizar el acceso al líquido para la prevención de la transmisión del COVID-19. • Gobierno exhorta a ciudadanía a utilizar el agua responsablemente ante escasez por disminución acumulada de lluvias.• AyA atenderá exclusivamente por medios electrónicos y facturación será estimada por tiempo prudencial.

El presidente de la República, Carlos Alvarado y el Ministro de Salud, Daniel Salas, firmaron este viernes 20 de marzo una directriz que insta a los operadores de agua potable a detener las suspensiones de servicio por impago de usuarios, como una medida para garantizar el líquido y prevenir la transmisión del COVID-19.

Asimismo, solicita que se restablezca el servicio en los casos en donde fue cancelado por morosidad.

La directriz 076-S, que tiene una vigencia de 60 días y podría ser prorrogable de acuerdo con las condiciones epidemiológicas, invita también a los operadores del servicio a disponer de mecanismos de arreglos de pago al cabo de la finalización de la medida.

Esta se aplica para usuarios domiciliares o residenciales, preferenciales y comerciales de los operadores del servicio: Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), ASADAS, Empresa de Servicios Públicos de Heredia y municipalidades. 

“Estamos generando todas las acciones posibles que nos permitan fortalecer la prevención de la transmisión del COVID-10 y el acceso al agua es fundamental. Por ello, esperamos que cada operador acoja la directriz”, manifestó el presidente de la República, Carlos Alvarado.

El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) anunció que acatará la directriz inmediatamente y que coordina su implementación con las ASADAS. 

El Gobierno recordó a la ciudadanía la obligación de hacer un uso responsable del líquido, debido a que el país se encuentra en una emergencia por déficit de agua.

“En la situación actual, el agua que una persona desperdicia le hará falta a otra, por lo que es fundamental aplicar las medidas de uso responsable”, acotó la presidenta ejecutiva del AyA, Yamileth Astorga.

Subrayó que la institución “está avanzando en proyectos para incorporar más agua al Área Metropolitana, distribuir tanques de almacenamiento en centros prioritarios y llevar el líquido con camiones cisternas y recipientes a los sectores más afectados”.

Medidas AyA

Para evitar que los usuarios del AyA se expongan al COVID-19y también sus funcionarios, el AyA adopta una serie de medidas de manera inmediata. 

Atención electrónica. La atención de usuarios se realizará únicamente mediante medios electrónicos (línea 800-REPORTE, WhatsApp, Facebook Messenger, aplicación celular Servicios AyA y sitio web). No se atenderá público en ventanillas a partir del lunes 23 de marzo. 

Facturación estimada. La facturación de los servicios se realizará de forma estimada por un tiempo prudencial, con base en el artículo 34 del reglamento de la ARESEP para la prestación del servicio.

Suspensiones. Se detienen los cortes de servicio por morosidad y se habilitan los arreglos de pago para restablecer servicios suspendidos. Se recuerda que la implementación de la directriz no significa la condonación de deudas ni elimina la obligación de pago.

Por Franklin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.