Home » Noticias » Garabito en Puntarenas y Hojancha en Guanacaste suben a condición naranja: 71 cantones son parte del modelo de gestión compartida “Costa Rica trabaja y se cuida”

Garabito en Puntarenas y Hojancha en Guanacaste suben a condición naranja: 71 cantones son parte del modelo de gestión compartida “Costa Rica trabaja y se cuida”

Emergencia por COVID-19

  • 9 cantones bajan de alerta naranja a amarilla mientras Garabito en Puntarenas y Hojancha en Guanacaste suben a condición naranja
  • De estos, 8 cuentan con el Plan Local de Prevención por COVID-19, solo el cantón de Acosta no posee plan.

San José, 06 de octubre del 2020. El modelo de gestión compartida “Costa Rica Trabaja y se cuida” ha permitido que 71 Comités Municipales de Emergencias cuenten con la autoevaluación de las condiciones de su gobierno local. Esto permite conocer cuáles son las áreas para fortalecer el Plan Local de Prevención por COVID-19.

Los gobiernos locales que mantienen la condición de Alerta Amarilla y que poseen el Plan Local, así como la autoevaluación, tienen la posibilidad de contar con apertura en actividades tales como gimnasios, teatros, playas, así como en parques públicos.

Para esto último, se está elaborando un protocolo de apertura controlado en algunos sitios de los parques. Cada una de estas actividades, cuenta con lineamientos establecidos por las instituciones de salud, para que las mismas se realicen bajo estrictos mecanismos de seguridad.

Para esta semana, la valoración epidemiológica realizada por las instituciones de salud y la Sala de Análisis de Situación Nacional, determinó una disminución en el Índice de Riesgo Cantonal (IRC) para los cantones de Aserrí, Zarcero, La Unión, Flores, Siquirres, Vázquez de Coronado, Acosta, San Isidro y Belén los cuales estarían bajando su condición de Alerta Naranja a Alerta Amarilla.

Asimismo, la valoración evidenció un aumento en el IRC de Hojancha, en Guanacaste y Garabito, en Puntarenas, lo cual motivó que la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) declarara el estado de Alerta Naranja para estos dos cantones.

De los nueve cantones que bajaron su estado de alerta, ocho Comités Municipales de Emergencia presentaron su autoevaluación con un porcentaje mayor al 90%, solo el cantón de Acosta no ha presentado el plan. Mientras que los cantones en Alerta Naranja Garabito y Hojancha poseen un 88% y un 91% de la autoevaluación.

Con estas modificaciones quedan con Alerta Naranja los siguientes cantones en el territorio nacional:

PROVINCIA                                                    CANTONES
San José San José, Desamparados (salvo distritos de San Cristóbal y Frailes), Santa Ana, Alajuelita, Tibás, Curridabat, Goicoechea.
Alajuela Alajuela (salvo distrito de Sarapiquí), Cantón de Río Cuarto, Distrito Pital y Distrito Quesada del cantón de San Carlos.
Heredia Heredia (salvo distrito Varablanca), Santo Domingo.
Puntarenas Montes de Oro, Distritos de Puntarenas centro, Barranca, Chacarita, y El Roble del cantón de Puntarenas. Esparza, Garabito.
Limón Limón, Matina, Talamanca.
Guanacaste Hojancha

El resto del país mantiene el estado de Alerta Amarilla.

Alerta Sindrómica por síntomas respiratorios

Como parte de las medidas preventivas para monitorear los cantones en donde existe una alta probabilidad de aumento de casos por COVID-19, debido al incremento en las consultas por tos y fiebre, la CNE mantiene la condición de alerta sindrómica para 94 distritos de 43 cantones en el país que se encuentran en alerta amarilla.

Acciones comunales mediante modelo de gestión compartida

Alexander Solís, presidente de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) señaló su satisfacción por el compromiso de los cantones al aplicar el modelo de gestión en los territorios.

Además, Solís ratificó que este modelo es de mejora continua con una revisión quincenal que enlaza los esfuerzos entre las comunidades, el sector productivo o comercial y el gobierno. Cada Plan Local es dinámico y mediante el fortalecimiento de este plan, sumado al Índice de Riesgo Cantonal (IRC), se adaptarán a las necesidades y riesgos de cada territorio, lo cual permitirá la mejora continua de los planes y con ella la apertura controlada en las comunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.