• Guardacostas no da tregua a pescadores costarricenses y nicaragüenses que irrespetan zonas protegidas

• Durante junio Guardacostas ha detectado cinco casos de lanchas nicaragüenses en aguas del Pacífico norte

Una tortuga lora y siete peces fueron rescatados el miércoles por oficiales del Guardacostas, gracias a los constantes patrullajes efectuados en aguas fronterizas con Nicaragua en el Pacífico norte.

De acuerdo con lo informado por el comisario Martín Arias, director del Servicio Nacional de Guardacostas, al ser zonas protegidas, hay abundancia de recursos marinos.

Esa abundancia hace que, con frecuencia, se den actividades de pesca ilegal tanto por parte de pescadores nacionales como del vecino país.

En lo que respecta a las embarcaciones nicaragüenses, Arias detalló que, en lo que va de este mes, la Estación de Guardacostas de Murciélago, cantón de La Cruz, Guanacaste, han registrado cinco incidentes con lanchas procedentes de San Juan del Sur, Nicaragua.

Sin embargo, solo en dos  casos se logró recabar suficiente evidencia para que los capitanes de las naves sean procesados por el delito de pesca ilegal.

Guardacostas llegaron a tiempo para salvarle la vida a una tortuga

Entre los casos más recientes se encuentran el ocurrido el miércoles de esta semana, cuando la tripulación de una lancha interceptora del Guardacostas, la cual patrullaba el área marina del Parque Nacional Santa Rosa, observó una embarcación de bandera nicaragüense.

La nave estaba cerca de la frontera marítima, por lo que, al notar la presencia del Guardacostas, de inmediato escapó hacia aguas del vecino país.

Cerca de donde estaba dicha embarcación, los guardacostas divisaron una línea de aproximadamente tres millas de longitud que tenía pegados 400 anzuelos.

Entre los animales que estaban atrapados,   aún con vida,  se encontraban una tortuga y siete peces de diversas especies, los cuales fueron liberados de inmediato.

Capitán de lancha nicaragüense podría afrontar cargos por pesca ilegal

Otro de los casos, en los que sí se logró detener a los presuntos responsables del delito de pesca ilegal ocurrió el pasado 10 de junio.

En esa oportunidad los guardacostas interceptaron, cerca de Punta Santa Elena, una lancha nicaragüense de nombre  «Ángel Mahi Mahi», con matrícula  1360 de San Juan del Sur. 

Los extranjeros se encontraban en faenas de pesca frente a las islas Murciélago y mantenían 3.200 metros de línea con carnada en el agua.

Como parte de la evidencia encontrada por los oficiales del Guardacostas, había 10 ejemplares vivos de pez vela, atún y dorado,  los cuales fueron liberados.

En esa ocasión la nave fue detenida junto con sus cuatro tripulantes, quienes fueron identificados como de apellidos Chávez, Díaz, Cano y Gutiérrez.

Los nicaragüenses fueron puestos a la orden de la Fiscalía de Liberia, donde posiblemente el capitán sería procesado por el delito de pesca ilegal.

Por Franklin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.