El personal del Servicio Nacional de Guardacostas, fiel a su vocación humanitaria, continúa tendiendo su mano solidaria a las comunidades de las islas del Golfo de Nicoya, junto con otras instituciones públicas y organizaciones privadas.

Durante la última operación de este tipo, los oficiales de la Estación de Guardacostas de Caldera, cantón de Esparza, Puntarenas, llevaron 343 diarios e igual número de kits de limpieza a familias de la isla Venado.

Estas donaciones fueron posibles gracias al Banco Nacional, al apoyo de Conatramar y a las organizaciones comunales locales.

El director del Servicio Nacional de Guardacostas, comisario Martín Arias, indicó que este cuerpo policial continuará apoyando todas las iniciativas tendientes a colaborar con las comunidades que se encuentran más aisladas del resto del país, y con las que el único acceso es mediante la vía acuática.

Además de las islas del Golfo de Nicoya, el director del Guardacostas expresó que, siempre mediante la coordinación con otras entidades, el personal a su cargo ha transportado varias toneladas de víveres a comunidades de la provincia de Limón ubicadas en los sectores de las barras.

Por Franklin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.