Franklin Castro 04 abril 2016 12924578_10209483244057422_3930161613346342689_n

Franklin Castro R.

franklindecostarica@gmail.com

Con el inicio de mayo, comenzó un nuevo período municipal a nivel nacional, un lapso de cuatro años que todos esperamos sea productivo para cada una de las comunidades representadas. Las entidades municipales deben ser cercanas a los pueblos, a la gente y sobre todo muy responsables con el manejo de los recursos.

Le preguntaba a una concejal entrante, que ella cómo iba a trabajar: Bajo el cumplimiento de la ley o por lo que le dictaba su corazón. Me dijo que se iba a regir por lo que era correcto. Una respuesta sensata y la que ciertamente esperamos de todos los que han sido elegidos para ostentar tales puestos.

Quienes hemos estado en sesiones municipales hemos visto de todo: Desde aquellos que le hacen mala cara a alguien que llega al recinto municipal porque le cae mal, hasta los que no hablan y solo mueven la cabeza para apoyar una moción, porque si la votan en contra tienen que justificarla y no saben cómo.

O aquellos que politiquean prometiendo las nubes y las estrellas, ocupan un campo en una papeleta y luego con las primeras sesiones o problemas salen huyendo y dejan botado el compromiso con el pueblo. ¿Cómo se sentirán quienes votaron por ellos?. ¿Para qué se ponen semejante camisa si les queda grande?.

Como comunicador le damos cobertura a las sesiones municipales en Paquera y siempre le agradecemos a quienes en esa entidad están dispuestos a dar la cara e informar a la gente lo que sucede en torno al gobierno local. Esa apertura es vital para que el ciudadano común pueda conocer el trabajo de sus líderes.

Sabemos que cada cuatro años, a falta de seis meses para las nuevas votaciones aparecerán muchísimos “preocupados” por sus respectivos municipios. Pero luego por tres años y medio se olvidarán de todo. Esperamos que en este cuatrienio las cosas sean diferentes y la gente se acerque a sus gobiernos locales.

Es importante que los electores vayan a las sesiones, opinen, pidan información y verifiquen si sus votos fueron asertivos o se equivocaron en febrero. El elector no solo es importante el día de las votaciones, lo es siempre. Nos corresponde ahora vigilar que las cosas se hagan bien y que cada colón sea utilizado correctamente.

Por Franklin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.