• Este martes, iniciarán las labores para colocar los pasos modulares sobre el río Piro y las quebradas Sombrero, Carbonera, Bijagual y Camañín.


• Puentes metálicos dispondrán de un carril extra ancho de 4.2 metros.


• Con una inversión de ¢2.016 millones, obras deberán listas en seis meses.


Dentro de seis meses, quienes suelen transitar por la ruta 245, entre Puerto Jiménez y playa Carate, ya no tendrán que exponerse al peligro que implica cruzar el río en época seca ni a la imposibilidad de paso cuando el afluente se crece en temporada de lluvias.


A partir de este 2 de marzo, comenzarán a correr los 180 días efectivos para el armado y lanzado de cinco puentes modulares metálicos, además de obras afines a la instalación de estas estructuras, anunció el Ing. Iván Fonseca, de la Gerencia de Construcción del Consejo Nacional de Vialidad.


Detalló que a partir de mañana martes se trabajará con paso regulado durante el día, para colocar los pasos sobre las quebradas Sombrero, Carbonera, Bijagual y la Camañín, así como sobre el río Piro.

Las obras en los cinco puentes tienen un valor de ₡2.016.175.550,16 y consiste en la habilitación de varios pasos provisionales para el acceso de la maquinaria y materiales a lo largo de toda la duración del proyecto.


Se construirán bastiones metálicos y, posteriormente, el armado y lanzamiento de los puentes modulares, finalizando con los rellenos de aproximación y elementos de seguridad para el acceso de los puentes.

Por Franklin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.