El director de Fuerza Pública, Daniel Calderón, informó que policías fueron agredidos con distintos objetos como piedras e inclusive intentaron arrollar a varios con un backhoe en Guácimo de Limón. •

Al hacer un recuento de los daños, el comisario detalló que en Caldera fue incendiada una unidad de tránsito, además fueron decomisados recipientes con material inflamable y maquinaria.•

Gobierno condena estos actos vandálicos y delincuenciales que ponen en riesgo la vida de la ciudadanía y las actividades económicas del país.

San José. Durante las manifestaciones que se presentaron anoche un total de 16 policías resultaron heridos tras ser agredidos por personas que protestan en distintas partes del país, informó la mañana de este domingo el director de la Fuerza Pública, Daniel Calderón. 

Se trata de un oficial agredido y un vehículo policial dañado en San Ramón de Alajuela, en tanto, en Guácimo, Limón, 15 policías resultaronheridos y atentaron contra la vida de varios luego de que una persona intentara arrollarlos con un backhoe que fue confiscado posteriormente. En el sector de Caldera, una unidad de la Policía de Tránsito fue incendiada. 

Además, se han registrado agresiones e intimidaciones por parte de participantes en los bloqueos a trabajadores de distintos medios de comunicación, arrebatándoles sus dispositivos como celulares, cámaras e impidiéndoles filmar para hacer su trabajo, lo cual violenta la libertad de prensa y expresión.

El comisario Calderón, detalló además, que fueron decomisados recipientes con material inflamable y otros objetos peligrosos como armas blancas, “miguelitos”, piedras, entre otros. 

La intervención anoche por parte de oficiales de la Fuerza Pública en distintas zonas del territorio nacional permitió el paso de personas que viajaban en sus vehículos y transportistas que tenían varios días sin poder movilizarse.

Entre los sitios donde actuaron los cuerpos policiales se encuentran, Aguas Zarcas, Río Claro (Puente sobre el río Lagarto), Paso Canoas, Guácimo, Caldera y Limón.

El gobierno de la República condena este tipo de actividades violentas e incluso delincuenciales y reafirma el llamado al diálogo, reiterando que los bloqueos deben ser levantados ya que afectan el libre tránsito de las personas, la actividad económica e incluso ponen en riesgo la salud y la vida de las personas. Además, de no necesitarse para emprender un diálogo.

Por Franklin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.